Publicado: 21 de Junio de 2016

En peluquería hemos tenido casos de todo tipo. Los que más llaman la atención son los casos de perros que no reciben un correcto cepillado en casa. Razas como shih tzu, perro de aguas o bichón maltés son las más características. En muchos casos los dueños pueden llegar a pensar que el peluquero/a canino/a ha rapado a su perrito por ganar tiempo, esta no es nuestra misión, todo lo contrario lo que queremos es que el pelo de las mascotas esté sano y la piel protegida. Sin embargo hay muchos casos extremos en los que no podemos evitar el rapado de los peludos de casa. 

Es importante cepillar a nuestra mascota con peines específicos para el tipo de pelo que tienen. Un hábito de peinado nos garantizará que nuestra mascota no sufra tanto estrés en sus visitas a la peluquería y conseguiremos que el peinado sea un momento de tranquilidad y placer para nuestro perro. Y no olvidemos que un pelo enmarañado y lleno de nudos, a largo plazo, puede producir problemas de piel en nuestras mascotas.

En esta noticia podéis ver el antes y el después de alguno de estos casos extremos que llegan a peluquería.